Contacta Ahora


¿Cómo puedo controlar mis pensamientos obsesivos?



Sabemos que las personas que tienen este tipo de pensamientos obsesivos sufren un desgaste intenso y un alto malestar. Generalmente estos pensamientos no son deseados y la persona intenta resistirse a ellos sin éxito. Cuando el pensamiento obsesivo surge, la persona considera que ese pensamiento es verdad, es decir, que ese suceso o hecho puede ocurrir con alta probabilidad. En consecuencia, aumenta la ansiedad y se ve obligado a realizar rituales para intentar que disminuya esa ansiedad y a su vez disminuya la probabilidad de ocurrencia del mismo.

Todo ello conlleva que la persona viva controlada por sus pensamientos y rituales.

La evaluación de esos pensamientos y rituales, junto con el análisis de la situación emocional, laboral, personal, etc., viendo cómo afectan estos en la vida de la persona se hace de vital importancia para el manejo de esos pensamientos.

Lograr el control de los pensamientos no es una tarea fácil si anteriormente no hay un trabajo previo. La técnica más utilizada para lograr el control de estos pensamientos es conocida como prevención de respuesta. Para ello la persona debe exponerse a sus pensamientos obsesivos y conseguir evitar su ritual o aumentar el tiempo entre el pensamiento y su ritual.

Se trata de un problema donde, con una correcta intervención, se pueden conseguir resultados satisfactorios.

Más información sobre el tratamiento trastorno obsesivo compulsivo.