Contacta Ahora


¿Merece la pena salvar mi relación de pareja?





Es una pregunta difícil de responder, sin embargo es importante tener en cuenta que cuando surgen ese tipo de dilemas es cuando la relación está muy desgastada por discusiones, mala comunicación, o problemas no resueltos, que solo hacen ver los aspectos negativos de la unión.

Es importante a ver la realidad de la pareja de una manera más global, sin ideas equivocadas sobre la pareja, sobre uno mismo y sobre la interacción entre ambos; de esta manera se puede tomar una decisión más calmada hacia una u otra dirección.

Las parejas con problemas se centran más en los sucesos negativos que ocurren en su relación, pasándoles desapercibidos los hechos positivos.

En las relaciones de pareja no hay ni buenos ni malos, ni víctimas ni culpables, cada uno es responsable de su parte en la relación para que ésta no vaya todo lo bien que se desearía.

En muchas ocasiones, mejorando habilidades de comunicación, asertividad o solución de problemas, muchas parejas son capaces de mejorar o solucionar sus problemas.

También destacamos como algo importante el que si lo que unió y reforzaba a la pareja anteriormente comienza a desaparecer o erosionarse por el paso del tiempo, esto se convierte en una fuente importante de insatisfacción.

Está demostrado que las parejas que intentan ayudarse mutuamente guiados por un profesional sienten menos malestar, menos culpa y miedo en caso de divorcio y están más satisfechos porque "han intentado mejorar y salvar la relación hasta donde han podido".

Más información sobre la terapia para trabajar las crisis en la pareja.