Contacta Ahora


¿Tiene mi problema solución?





Lo primero que debemos decir ante esta pregunta es que, por definición, sí, todos los problemas tienen solución porque si no, no serían problemas.

En ocasiones, la búsqueda de las soluciones ante un conflicto puede ser sencilla y rápida, sin embargo en otras situaciones puede ser bastante complicado. Existen problemas que pueden suponer un desgaste muy grande en las personas y que por más que intentan solucionarlo no encuentran el resultado.

Podrías preguntarte "y si todos los problemas tienen solución, ¿por qué yo no la consigo?".

Los motivos pueden ser varios: falta de habilidades, pocos o escasos recursos, no saber delimitar bien cuál es el problema, que las soluciones propuestas no sean las adecuadas, no saber llevar a cabo correctamente la solución, etc.

Generalmente si la persona ha utilizado todos sus recursos y ninguno le ha dado resultado, existe una tendencia a pensar que "da igual lo que se haga porque nada lo soluciona" y en ocasiones incluso llegan a resignarse, dando la sensación de indefensión ante el problema.

Llegado este punto, las personas debemos saber que quizás no tenemos las herramientas, los recursos o los conocimientos suficientes como para dar solución al problema. Por ello, el papel del psicólogo va enfocado a aportar a las personas los recursos suficientes como para que puedan ser capaces de resolver sus situaciones problemáticas de la forma más eficaz posible. Al igual que los médicos aportan un tratamiento, los psicólogos ayudamos a la persona a abrir un abanico de posibilidades que antes de disponer de estas nuevas habilidades o recursos era incapaz de ver.

Descubrir nuevas posibilidades será lo que te lleve al éxito y a la resolución del problema.

Más información sobre nuestros tratamientos psicológicos.