Saltar al contenido

¿QUÉ ES EL BURNOUT?

burnout y estres laboral

¿Te encuentras cansado, agotado, irritado, con pérdida de energía y «quemado» del día a día de tu trabajo, de tu jefe y/o del ambiente?

Burnout – definición

El burnout es un estado en el que las personas pierden completamente la motivación por el trabajo, e incluso pueden llegar a deprimirse o generar estados de gran ansiedad y «estrés laboral». Así mismo, presentan un malestar generalizado que se manifiesta en detalles tales como dificultad para conciliar el sueño, cambios alimenticios, rutinas, etc.

burnout, estres laboralSienten no poder dar más de sí mismos, se encuentran en un círculo vicioso donde el estrés y la ansiedad sufrida son constantes, la necesidad de huir de ese ambiente se hace cada día más notable, incluso pueden llegar a habituándose a vivir de esa manera pues no son capaces de valorar otras opciones. Poco a poco el estado negativo producto del estrés o agotamiento laboral sufrido, hace que estas personas vayan renunciando a otras actividades de carácter ocioso en su vida cotidiana.

Son muchos y distintos los factores que pueden llevar a una persona a encontrarse en este estado. Es cierto que un alto porcentaje de la población se encuentra en trabajos donde no se siente realizado o han elegido profesiones que no le son del todo satisfactorias. Así mismo, las inagotables exigencias laborales, el nivel de estrés y ansiedad que sufren a la hora de trabajar, así como las posibles relaciones negativas con los compañeros o jefes, favorecen que sean cada vez más los trabajadores los que alcancen un alto nivel de insatisfacción laboral.

A estos factores laborales negativos se les puede unir otro tipo de problemas como pudiera ser las relaciones de parejas dañinas, problemas familiares o de carácter personal, que supondrán factores añadidos que agravarán aún más el problema y comenzar a sufrir burnout.

  ¿QUÉ ES LA ANUPTOFOBIA? EL MIEDO IRRACIONAL A QUEDARSE SOLTERO

Cuanta mayor satisfacción tenga la persona en otras áreas de su vida ajenas a la laboral, menor probabilidad tendrá de sufrir burnout, pues éstas podrán suponerle una fuente de alegría y de liberación que contrapese el estrés laboral sufrido.

Un factor importante a destacar es la valoración e interpretación que se da a los sucesos que le ocurren. A igual situación, en similares condiciones, las personas pueden interpretarlas de maneras muy diversas, por ello la capacidad de análisis e interpretación de lo vivido supondrá una fuente importante de información que deberá ser evaluada, pues en ocasiones cometen grandes distorsiones en torno a lo que viven, piensan o sienten.

Consejos para evitar sufrir Burnout

– Intentar no ampliar el horario laboral de forma frecuente

Hacer descansos que permitan desconectar durante breves intervalos de tiempos del trabajo realizado.

Respetar las horas de sueño. De esta manera evitamos enfrentarnos al día a día con un cansancio previo, producto de haber dormido mal.

Respetar los horarios de las comidas.

– Intentar generar un ambiente laboral óptimo, apropiado y de apoyo, donde nuestros compañeros no sean una fuente de conflicto añadida.

No llevarse trabajo a casa, intentar desconectar del mundo laboral una vez sales del trabajo. Es preferible, acabar un trabajo si algo es urgente, que permanecer más tiempo en él. No debemos hacer de nuestro hogar un lugar de trabajo.

Fomentar el ocio después del trabajo o los fines de semana, de tal manera que no tengamos la sensación de que solo nos dedicamos a trabajar, sino que también disfrutamos de la vida con cosas que nos gustan y nos llenan.

  ¿QUÉ SON LOS PROCESOS MENTALES?

– Una vez fuera del trabajo, evitar que nuestro tema de conversación con los demás gire en torno a los problemas laborales, o cualquier tema relacionado con este ámbito.

estres-laboral-burnoutFinalmente comentar que generalmente cuando una persona comienza un nuevo trabajo, siente una gran motivación y entusiasmo por ello. Su implicación y sus deseos de hacer las cosas bien les suele llevar a exigirse mucho para cumplir con los objetivos que no siempre marcan las empresas sino nosotros mismos.

Autoexigirnos y trabajar por encima de nuestras posibilidades puede llevarnos a desarrollar y sufrir burnout y dar valoraciones negativas de lo que supone o es nuestro trabajo. Este es el punto donde la persona puede comenzar a sentir que el trabajo no era lo que esperaba y a no sentir ilusión y motivación por él.

Sentir que no estamos realizando aquello que nos gustaría, o que ese no es nuestro lugar, puede generar un estado de frustración que terminará en un proceso similar o igual al descrito en este artículo como burnout.

Saber detectar a tiempo cuando estamos en el inicio de este proceso y poner solución antes de que se produzca el decaimiento máximo, nos podrá ayudar a evitar sensaciones de vacío, de baja autoestima e inutilidad y contribuirá a no perder todas nuestras expectativas por recuperar nuestra felicidad laboral.


¿Te ha gustado este artículo? Agradecemos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)

Al dejar una valoración se reconoce la IP para evitar votaciones duplicadas (solo un voto por IP)
Cargando...