CÓMO COMBATIR LA HIPOCONDRIA EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS