Saltar al contenido

CONFLICTOS DE PAREJA EN VERANO

  • Parejas
problemas de pareja en verano

Es frecuente escuchar que son muchas las parejas que durante los periodos vacacionales largos ven como su relación se ha deteriorado o va empeorando, de ahí que sea una época donde los divorcios o separaciones aumentan. Las discusiones, desilusiones, la falta de pasión y el impacto que muchas de ellas sufren por ver los cambios que su pareja está sufriendo, suponen una fuente de conflicto importante para ellos.

Pero, ¿por qué es tan frecuente que la relación de algunas parejas empeore en vacaciones?

Todos sabemos que el día a día de una familia, los trabajos estresantes, las preocupaciones diarias y otro tipo de situaciones ocupan la mayor parte de nuestros pensamientos. Además son muchas las parejas que por motivos laborables no pasan mucho tiempo juntos o, en otros casos, el tiempo en común no es de buena calidad.

conflictos de pareja en veranoEn los períodos vacacionales nuestras preocupaciones disminuyen, intentamos disfrutar del otro y buscamos desconectar y divertirnos juntos; pero en ocasiones el tiempo compartido nos muestra a una persona distinta de la que estábamos enamorados. El disfrute, la conexión y todo aquello que antes existía parece haber desaparecido y lo que ahora ofrece no parece agradarnos pues las discusiones, momentos desagradables o los malos entendimientos son frecuentes.

Debemos aclarar que no son las vacaciones las que deterioran a las parejas, sino que este es el periodo donde al compartir más tiempo los miembros de la pareja se hacen conscientes de los déficits de su relación. La falta de comunicación y los problemas continuos que afloran en este período de tranquilidad aumentan la conciencia del problema conyugal, vislumbrándose que, quizás, esa relación no era tan sólida como parecía o que la pareja vivía una falsa sensación de estabilidad.

  ¿QUÉ ES EL AMOR LÍQUIDO?

Problemas de pareja en verano – ¿Qué hacer cuando acaben las vacaciones, cuando vuelvas a la rutina?

Son muchos los textos en los que se especifican algunos consejos sobre cómo sobrevivir un verano junto a tu pareja o como incluso salvar tu relación si esta se rompe en ese período. En este artículo más que aportarte ese tipo de consejos, preferimos generarte conciencia sobre el por qué de estos problemas, por qué en este período y qué es lo puedes hacer cuando tu vida vuelva a la rutina.

Si has vivido unas vacaciones difíciles junto a tu pareja y no te habías dado cuenta de todos los problemas existentes, antes de volver a la rutina y caer en el error de hacer como si nada hubiese ocurrido, deberías plantearte trabajar juntos los problemas que ambos habéis percibido durante esas vacaciones.

problemas y conflictos de pareja en veranoAumentar el dialogo y mantener largas conversaciones entre ambos sobre los conflictos vividos, será el primer paso para poder solucionarlos. A cada problema debemos aportarle una solución. Es por ello que se hace necesario el generar múltiples alternativas que nos permitan llegar a escoger aquella que pueda ser óptima para los dos miembros de la relación.

Por otro lado debemos evitar la rigidez, pues se hace necesario desarrollar y trabajar todas nuestras habilidades de negociación. Es vital que los problemas no queden en el aire por no encontrar la solución perfecta para los dos. No siempre seremos capaces de hallar un punto en común magnífico para ambos. En ocasiones las soluciones no buscan este objetivo y es necesario ceder en algo para poder llegar a un acuerdo.

  DEPENDENCIA EMOCIONAL: LA TRAMPA DE LA PAREJA TÓXICA

Así mismo, deberéis plantearos si con el paso de los años o la llegada de los hijos, vuestro tiempo de ocio en común, vuestra intimidad o confianza ha desaparecido, porque ello justificaría que cuando paséis tiempo a solas ya no os entendáis. Si es así, deberás recuperar el tiempo con tu pareja, sentir y hacer real que compartís tiempo de calidad juntos, de manera que aumentéis vuestra satisfacción.

Los conflictos o el desgaste que una pareja sufre no se pueden solucionar de forma rápida y sencilla. Conlleva un trabajo diario y un esfuerzo personal por ambas partes donde la comprensión y el amor del otro se hace necesario. Por todo lo dicho, si este verano descubres cosas que antes no habías querido o podido ver en tu relación y no estás satisfecho con las mismas, deberás ponerte manos a la obra para salvarla. Así mismo, no siempre las personas contamos con los recursos necesarios para saber qué hacer o cómo, por lo que se hace necesario, y en especial si hay baja comunicación o un desgaste muy alto entre los miembros, el pedir ayuda y acudir a una terapia de pareja donde os marquen las pautas a seguir.

Nuestra recomendación es que tras un verano tortuoso con tu pareja no decidas de forma rápida una posible separación o divorcio, pues quizás, y si antes no lo habéis intentado, es este el punto de inflexión donde se deberán dedicar todos los esfuerzos a trabajar sobre la relación e intentar recuperar lo perdido, pues es ahora, quizás tras las vacaciones, cuando se tiene conciencia de los problemas.


¿Te ha gustado este artículo? Agradecemos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)

Al dejar una valoración se reconoce la IP para evitar votaciones duplicadas (solo un voto por IP)
Cargando...