LA INCERTIDUMBRE COMO MOTOR DE CAMBIO Y REFLEXIÓN