La vida de Sara parecía perfecta. Era redactora en un diario de una capital y vivía su momento dorado en el plano sentimental. Tenía además muchos amigos y una relación aceptable con sus padres. Dos o tres días a la semana quedaba después del trabajo y se tomaba dos o tres copas con los compañeros. […]

Leer más →