Hay un proverbio que reza que “el que de la ira se deja vencer, se expone a perder”. A pesar de que es muy cierto, un adulto se puede ver tentado a dejarse llevar por la rabia en muchos momentos. Imaginemos entonces hasta qué punto le puede suceder a un niño. Los más pequeños todavía […]

Leer más →