Saltar al contenido

TECNOPATÍA, CUANDO LA HIPERINFORMACIÓN EMPEORA TU SALUD MENTAL

Tecnopatía

Si hace unas décadas la tecnopatía aludía a un término dentro de la ciencia ficción según el cual podía llegar a existir una variedad de telepatía entre mente y máquina, la sociedad actual empieza a acuñar una nueva acepción, mucho menos efectista, entendiendo tecnopatía como alusión a un conjunto de patologías físicas y psicológicas que son consecuencia directa o indirecta del uso de dispositivos tecnológicos.

¿Cuáles son las patologías psicológicas asociadas?

Patologías psicológicas asociadas al uso de dispositivos móviles

Además de las enfermedades físicas derivadas del uso de dispositivos como son los ordenadores y que ya cuenta con una trayectoria en cuanto a diagnóstico y prevención, han surgido en los últimos años nuevas patologías de orden psicológico que no tienen precedente en la historia del siglo XXI -y mucho menos en el siglo XX-.

Estos son los riesgos que corremos en la sociedad de la hiperinformación:

Falta de memoria: la tecnopatía atañe a un conjunto de trastornos que están directa o indirectamente relacionados con el uso de las nuevas tecnologías. Sucede en el caso de la falta de memoria que ya se empieza a constatar tanto en las nuevas generaciones como en las pasadas debido a la disponibilidad constante de información que impide que la retención de datos sea necesaria.

  7 HÁBITOS QUE TE HARÁN MÁS FELIZ Y 1 MANDAMIENTO SI NO LO ERES

Nomofobia: Esta sensación de aislamiento al no tener acceso al teléfono móvil ya cuenta con su propio diagnóstico. Provoca sensación de ansiedad, pensamientos obsesivos, dolor de estómago, taquicardias y, en casos graves, ataques de pánico ante la privación de acceso a esta tecnología.

Cibercondría: Se define como una nueva visión de la hipocondría, caracterizada por la búsqueda constante de síntomas de enfermedad.

E-ludopatías: la ludopatía ya no se queda en las máquinas tragaperras sino que, en la actualidad, las casas de apuestas online se están transformando en toda una epidemia, especialmente entre los jóvenes menores de 25 años. En las zonas deprimidas económicamente y con escasez de opciones de ocio juvenil, esta se está convirtiendo en toda una calamidad a nivel social.

Depresión: Las redes sociales pueden ser positivas en muchos aspectos -para mantener el contacto con seres queridos cuando se está fuera o para conectar con otras nuevas- pero ya se han realizado varios estudios que corroboran que el uso de redes sociales puede deprimir y generar ansiedad.Tecnopatía

La tecnopatía, la enfermedad mental en tiempos de la hiperinformación

Dicen que cada siglo tiene sus enfermedades. Si el siglo XX fueron los traumas derivados de la infancia, en el siglo XXI son la depresión y la ansiedad de una sociedad de la inmediatez en la que los individuos parecen estar siempre por detrás de los avances tecnológicos.

  EL PÁNICO ANTE EL ÉBOLA, ¿ESTÁ JUSTIFICADO?

El concepto de obsolescencia programada, anteriormente referente únicamente a objetos, parece haberse convertido en el global de la sociedad actual en la que todo tiene una vida limitada.

Es por ello que para poder salir indemnes de esta tendencia de la sociedad hipertecnológica a engullirlo todo, debemos armarnos de recursos psicológicos que nos permitan mantenernos al margen de esta tecnopatía.

Autora: Álex Bayorti (colaboradora de nuestro blog)


¿Te ha gustado este artículo? Agradecemos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Al dejar una valoración se reconoce la IP para evitar votaciones duplicadas (solo un voto por IP)
Cargando...